Patrimonio Civil

Casa Consistorial de Borja

La Casa Consistorial es un bello edificio que preside la Plaza de España más conocida como Campo del Toro. Fue construida entre 1532 y 1534 bajo la dirección del maestro de obras borjano Antón de Veoxa. Su fachada principal es un bello ejemplo de la arquitectura civil renacentista aragonesa.

 

En su interior destaca el Salón de Reyes en el que se conservan 19 lienzos con todos los reyes aragoneses y españoles que concedieron privilegios a la ciudad. Esta interesante colección, se comenzó con las doce primeras obras en el año 1658.

Plaza del Mercado - Borja

Otro lugar emblemático es la Plaza del Mercado. Se trata de una plaza rectangular con soportales adintelados en la que se encuentra el Palacio de los Angulo del siglo XVI.

 

Muy cerca se encuentra la Casa de María de Aguilar, antiguo palacio construido en 1570 y en el que se conserva una espectacular y bello alero en madera. Actualmente es la sede del Centro de Estudios Borjanos.

 

Casa de las Conchas (Puerta) - Borja

Muy cerca de la Colegiata de Santa María, está la Casa de las Conchas o Palacio de los Vera, que debe su nombre a los clavos forjados en forma de concha que adornaban la gran puerta de madera de arco de medio punto. Sobre ella se conseva el escudo con las armas de los Vera. 

 

Fue construida a caballo de los siglos XV y XVI, finalizándose las obras el año 1524. Es de planta rectangular e irregular, adaptándose de esta forma a la configuración de las calles San Juan Alta y San Jaime. Su fachada principal es de ladrillo cara vista, y está compuesta por tres plantas de diferente altura, en ella destacan dos grandes ventanas con herrajes, y en su parte superior una esplendida galería que consta de seis arcos de medio punto apoyados en columnas anilladas.

El Cinto - Borja

Otras casas hidalgas dignas de mención son: la de los Sánchez del Río, las de la calle San Francisco, el palacio de los Lázaro, etc., o construcciones más recientes como el edificio del teatro Cervantes.

 

El visitante no puede perderse el recorrido por la Morería y la Judería zona conocida como El Cinto, conjunto de estrechas calles y recovecos, que evocan a tiempos pasados. Antiguamente se accedía a través de la Portaza y la costera de San Pedro.

 

El parque de San Francisco, tiene su origen en la década de los 40 del siglo XX, y cuenta con una gran cantidad de especies vegetales dándole un importante interés botánico.

La Estanca - Borja

 

Dentro del camino de Santiago por su vertiente Soriana o Castellano-Aragonés, a 6 km. de Borja y a los pies del monte de la Muela, se encuentra la Casa de la Estanca una de las pocas muestras de arquitectura mudéjar aragonesa civil que quedan en Aragón.

 

Debe su origen a que en el año 1328 el rey Alfonso IV de Aragón concedió a Borja un privilegio en el que se le daba permiso para construir un estanque que recogiera las aguas de la acequia de Sorbán. El edificio fue construido junto al estanque por el maestro de obras Antón de Veoxa finalizándose las obras en 1543. Está realizada de ladrillo combinado con piedra sillar en la base presentando una bella decoración mudéjar, era utilizada como vivienda por el encargado de controlar las aguas. Ha sufrido a lo largo del tiempo numerosas reformas y añadidos principalmente en el siglo XVIII.


La edificación es de planta cuadrada, tres pisos de altura, por debajo de ella discurre un pequeño canal que comunica las aguas de la Estanca con la acequia de Sorbán.

 

El entorno tiene una extensión de 5 Ha., formado por la propia laguna y por los humedales que la rodean, es zona de paso de aves migratorias.

Castillo de La Zuda - Borja

Para el final dejamos el símbolo más emblemático de la localidad, el castillo de la Zuda. Está situado en las últimas estribaciones de la Muela borjana, alrededor del que se fue edificando la ciudad.

Se trata de una plataforma de roca arcillosa que actualmente ocupa una extensión 80 metros de larga por 7 de ancho, con una altura aproximada de 15 metros y que a día de hoy se encuentra en ruinas.

 

Era una fortificación de carácter defensivo y vigilancia y era de tal importancia para el Reino de Aragón que cuando cayeron las plazas de Borja y Tarazona, en la guerra de los Dos Pedros, se dio por perdido el Reino.

Localizador Turístico de Borja